Achával: “En campaña hablamos de un Estado presente,que trabaje en un país más justo y más federal, y eso es lo que estamos haciendo”

Entrevistado por El Termómetro, el intendente de Pilar, analizó los hechos ocurridos en una de las semanas más calientes del 2020 y cómo fue la reacción del gobierno nacional, provincial y municipal.

0

Luego de aquel viernes en donde el Presidente Alberto Fernández en conjunto con el Gobernador de la Provincia, Axel Kicillof, presentara el plan de seguridad para el conurbano, el reclamo por una mejora salarial de la policía bonaerense se hizo escuchar en todo Buenos Aires. Reclamo histórico y justo que tuvo matices y controversias en sus formas. Por otra parte algunos sectores de la oposición buscaron politizar el pedido de la bonaerense.

Otra de las polémicas fue la quita del 1% de coparticipación a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en materia de seguridad, porcentaje que oscila entre 35.000 y 40.000 millones de pesos.

Sobre estos temas y la realidad de Pilar en la pandemia del coronavirus, fue consultado el jefe comunal, Federico Achával.

El Termómetro- ¿Qué análisis hace sobre los hechos políticos de esta semana?

Federico Achával- Creo que los hechos políticos de esta semana marcan que somos parte de un proyecto político que no especula, que tiene voluntad y decisión política para resolver de fondo los temas que le tocan; y que además cumple con su palabra. En campaña hablamos de un Estado presente, que empiece por los últimos para llegar a todos, que trabaje en un país más justo y más federal, y eso es lo que estamos haciendo.

Frente al coronavirus, el gobierno no dudó a la hora de priorizar la vida y la salud de la gente y tomó medidas en ese sentido. No solo sanitarias, con la construcción de hospitales, los testeos, la refuncionalización del sistema, sino también sociales y económicas. El gobierno fue consciente de las dificultades que nos generaba el virus, e implementó mecanismos para acompañar a la sociedad, con el ATP, el IFE, la tarjeta alimentar, y muchas otras medias que no abandonaron a los ciudadanos a su suerte. Creo que eso habla de un Estado que entiende su rol, que entiende que tiene que estar presente haciendo todos los esfuerzos posibles.

De la misma manera, frente a los reclamos de la policía hubo un abordaje integral y de fondo. Se planteó la redistribución de la coparticipación y se pensaron medidas que abordan la deuda histórica que había con la policía bonaerense. Comparto con nuestro presidente y con el gobernador la firmeza de la crítica a la modalidad del reclamo: rodear la quinta de olivos o ir a la casa de gobierno constituye una amenaza que no contribuye a la defensa de la democracia ni a la búsqueda de soluciones.

Sin embargo, pudo resolverse con decisión política y mirada a futuro, eso es importante, no se pensó solo en la coyuntura, sino en una solución real. El aumento de la coparticipación a la Provincia va en ese camino, en el de resolver los problemas de la gente.

Tenemos que seguir aunando esfuerzos, no hay que perder de vista que seguimos en medio de una pandemia, y el trabajo con todos los sectores, la búsqueda permanente de diálogo, es fundamental.

T- El tema de la coparticipación ha generado polémica, ¿Cuál es su visión al respecto?

A- Dijimos que veníamos a empezar por los últimos para llegar a todos y eso es lo que significa la decisión del Presidente de ceder un punto de coparticipación. Esto responde, además, a una reivindicación histórica de la Provincia, es algo que en realidad debería haberse hecho hace mucho tiempo. El de Alberto Fernández es un acto de justicia social, que permite que el gobierno bonaerense tenga más recursos para poder garantizar derechos básicos a sus habitantes. Y es una decisión que el gobierno tomó en uso de sus facultades.

Cuando el gobierno anterior le asignó más puntos de coparticipación a la Ciudad no se generó esta polémica, y se trataba de una mayor cantidad de recursos. Ahora, cuando miramos los números, vemos que el gasto per cápita en seguridad el año pasado fue de  $6.702 en la Provincia y $16.901 en la Ciudad. Estamos hablando de que la Ciudad pudo invertir casi el triple en seguridad por cada habitante, siendo que la Provincia es muchísimas veces mayor en extensión territorial y en población, ¿es eso justo? Desde la década del ’80, cuando se puso tope al Fondo del Conurbano, la Provincia está en desventaja con respecto a la Ciudad.

Este cambio que dispuso Alberto apunta a que el sistema sea más justo y equitativo. Es un primer paso que viene a resolver un problema histórico que venimos arrastrando por decisiones tomadas décadas atrás en contextos totalmente distintos, un paso necesario para una Provincia que está buscando ponerse de pie, en marcha, y que para eso necesita recursos. No creo que a nadie pueda parecerle mal que podamos darle una mejor seguridad a 17 millones de habitantes.

T- Estuvo acompañando al gobernador en la presentación de seguridad, ¿Cómo evalúa el plan?

A- El anuncio del gobernador Kicillof en materia de seguridad es un plan estratégico que responde a una deuda histórica, que marca un quiebre. Previamente, el Presidente y el Gobernador habían anunciado un plan de 38 mil millones de pesos en la seguridad del Conurbano.

El mismo Alberto vino días antes a Pilar a la inauguración de la Estación de Villa Rosa, que ahora es más segura para nuestros trabajadores y vecinos. Y el Plan de Seguridad de la Provincia vino, no sólo a reivindicar la cuestión salarial, equiparando el salario de la Bonaerense al de la Federal, sino también aspectos fundamentales como son lo formativo, el equipamiento, el ámbito laboral, la atención médica. La inseguridad no puede abordarse con marketing ni tibieza, hacen falta transformaciones de fondo sobre las desigualdades que se han ido generando, transformaciones que apuntan a jerarquizar nuevamente el trabajo de nuestra policía. Y este es un plan integral que apunta a que todos los bonaerenses tengan una mejor seguridad en toda la provincia que es un derecho básico que está relegado desde hace mucho tiempo.

Que la policía esté en condiciones dignas patrullando las calles en los barrios, trabajando para la comunidad, en su rol de trabajadores esenciales. Por eso apoyo totalmente esta respuesta histórica que el gobernador está dando, que tiene la voluntad y la decisión política para resolver problemas estructurales, pensando siempre en lo mejor para el conjunto de la comunidad.

T- ¿Qué lugar ocupan los municipios y los bonaerenses en este contexto?

A- Los municipios estamos acompañando a nuestro gobernador y nuestro Presidente. En este contexto tenemos el deber de ocuparnos fuertemente de poner de pie no solo un sistema de salud que estaba devastado; sino también un sistema productivo que se encontraba en igual condición y que vinimos a poner en marcha; de darle condiciones dignas a nuestras fuerzas policiales. Y eso solo puede hacerse con recursos: por eso la decisión del Presidente Alberto Fernández con respecto a la coparticipación es una reivindicación de justicia social para todos los habitantes de la provincia de Buenos Aires, con quienes hay que saldar la deuda histórica que tenemos como sociedad con derechos que no se han garantizado en estos últimos años.

Hoy los bonaerenses, los argentinos, también los pilarenses, saben que hay un Estado presente que llegó para resolver los problemas de fondo, no para unos pocos sino para incluir y darle más derechos a todos.