Estás en: Home / Editorial

Editorial

Un mes de definiciones políticas, 6 millones que las reclaman

Más alla de lo que indican los informativos, los programas políticos y los vaivenes por tribunales, se palpa un nivel de incertidumbre a nivel social pocas veces visto en nuestra historia reciente.

Publicado - Modificado por última vez el 05/07
116 Vistas


En las últimas semanas, la agenda netamente política,  por no decir la agenda pública casi en su totalidad, ha sido abordada casi íntegramente por temas de índole electoral, a excepción de temas más sociopolíticos como la marcha de reivindicación de derechos femeninos o aquellos político/económicos como la inflación y las formas creativas que se han utilizado para ver crecimiento de la
económica en ámbitos con baja repercusión social en detrimento de caídas en donde los efectos si son más notables.

Más allá de este escenario crispado por la contienda electoral se dejan de lado datos realmente preocupantes. El informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA indicó hace días qu 6 millones de personas en Argentina sufren hambre. ¿Cómo es posible que ante semejante dato, cuando se quiere a posicionar a la Argentina como el supermercado del mundo, no haya una ola de indignación y reflexión acerca de la forma de salir rápidamente de esta situación?

Para darse una idea aproximada, camine por la calle y cuente las personas: la estadística indica que de las primeras 7 que usted vea, una de ellas no tiene alimentos suficientes en su casa. Indignante, ¿verdad?

Ante esta realidad de país, el arte de buscar confrontaciones por sobre proposición de políticas públicas genuinas se torna en un elemento de manipulación de la opinión pública repudiable. No es
cuestión de defender un gobierno u otro anterior, ambos comparten la culpa de la situación, sino de cómo se va a enfrentar el futuro, de donde esta puesta la mira. En la confrontación dialéctica de quien representa lo bueno y lo malo, lo viejo y lo nuevo o si realmente se analizan mejores herramientas para ir corrigiendo esta deuda histórica que se cobra la vida de los argentinos. Si algo está
claro, tanto el discurso oficial como las herramientas empleadas no revelan preocupación genuina y directa respecto a estas problemáticas, solo basta con ver qué medidas se han aplicado en el último tiempo para vislumbrar eso.

El 24 de Junio se presentan las listas de precandidatos para las PASO, esperemos que más que contra quien se enfrentan, la preocupación de los partidos este centrada en el que queremos hacer expresado en medidas genuinas.