Estás en: Home / Editorial

Editorial

Entrevista con Juan M. Martín, Director de Recursos Humanos de Isenbeck Argentina

Dialogamos con Juan Manuel Martín, vecino de Fátima desde el 2004, casado, padre y director de recursos humanos en Cervecería Argentina Isenbeck. Recorre gran parte de América y el mundo brindando charlas sobre motivación y liderazgo. En esta oportunidad nos cuenta su experiencia a cargo de un equipo de 500 trabajadores; cuál es el lugar que ocupa Isenbeck en el mercado argentino y por qué es argentina el único lugar del cono sur donde se embotella Grolsch, cerveza de origen holandés. También nos ofrece algunos secretos a la hora de enviar un curriculum vitae en búsqueda de trabajo.

Publicado - Modificado por última vez el 18/07
386 Vistas


El Termómetro -¿Cómo llegaste a la compañía y cuales fueron tus principales pasos dentro de recursos humanos?
Juan Manuel Martín -Llego a la compañía en 2012, después de estar trabajando en otras empresas que no tenían nada que ver con el consumo masivo, Isenbeck me abre las puertas para poder dar mis primeros pasos en este mundo. Comienzo como director de relaciones laborales hasta 2013, momento en el cual me dan la oportunidad de liderar el equipo de recursos humanos.
A partir de ahí comenzamos un desarrollo de la compañía con objetivos bien desafiantes que tenían que ver con un nuevo posicionamiento en el mercado, lanzamientos de marcas y una ampliación de la planta de manufactura.

T– ¿Te veías de chico manejando grupos o tenías tendencias de formar equipos?

J. M.- Llegué a Recursos humanos por atracción, inicialmente quería trabajar en hotelería y un profesional, al cual lo fui a escuchar para saber de qué se trataba esta carrera, me dice: “La verdad es que no está la carrera de hotelería (esto hace algunos años atrás) solo son terciarios”, entonces lo que hice fue estudiar una carrera humanística para empezar a desarrollarme en el mundo de la hotelería.

 

T– ¿Qué es lo que más te impacta de esta profesión?
J. M.-Es un ritmo de trabajo que va a la velocidad de la máquina. Una embotelladora que llena botellas de 25 mil botellas a 28 mil botellas hora, ese es el ritmo de trabajo, lo que dura una botella en la góndola, con lo cual es un ritmo de trabajo muy apasionante, tiene una adrenalina de constante crecimiento y de tratar de ver cómo podemos mejorar siempre, no solo desde los indicadores de negocios sino también en la performance dentro de lo que es el mercado; cómo vender más, cómo mostrar mejor un producto y la innovación es clave para lo que tiene que ver con el consumo masivo.

 

T.- ¿Cómo se presenta el panorama actual con respecto a los competidores de la cerveza?

J. M. – En la Argentina hay cervecería artesanal y cervecería industrial, el mercado lo lidera hoy Cervecería y Maltería Quilmes, en segundo lugar está CCu Argentina (Budweiser, Palermo y Bieckert) y en tercer lugar nosotros. Por otro lado desde el 2015, tenemos la licencia de la holandesa Grolsch, siendo los únicos en Latinoamérica desde el partido de Zárate para todo el mundo, en
embotellarla.

 

T– ¿Hace cuanto vivís en Pilar?

J. M.– Vivo desde el año 2004. En el 2005 me casé y estoy muy feliz de pertenecer a esta comunidad. Inicialmente empecé solamente viviendo, sin estar tan involucrado en algunas actividades y hace un par de años contribuyo en el desarrollo del congreso de cardiología del hospital Austral. Tratamos de inculcar un cambio de hábito en la alimentación, ejercicios, vida saludable, es muy interesante generar algún tipo de acercamiento a la comunidad desde ese lado. Con respecto a lo que directamente me relaciona es el perfil del pilarense. El desarrollo de las viviendas y los barrios, la oferta en la educación ha crecido mucho en Pilar, nos ha dado la oportunidad de poder contactar talentos, es muy buena gente para trabajar. También el hecho de que muchas empresas se estén
acercando a la zona norte, hace que la competitividad sea bien interesante y desafiante para nosotros, porque tenemos que ser más creativos que antes.

 

 

T– ¿Cuál es el análisis que haces del polo industrial de Pilar?

J. M.– El crecimiento que ha tenido el partido es bien marcado y además creo que es un modelo a seguir, tanto en lo que tiene que ver con la pequeña y mediana empresa como las grandes industrias que se fueron formando en el Partido del Pilar.

 

T– ¿Cuál es el criterio a la hora de elegir perfiles para trabajar en la empresa?

J. M.– Siempre tratamos de generar una muy buena actitud para el trabajo y con significado. Como compañía tenemos que garantizar a los distintos líderes esta cualidad para que puedan trasladarlo al resto de los equipos. Respecto a los puntos que tenemos en cuenta para cuando trabajamos con significado, es que la gente sepa lo que se espera de ellos, cuál es el propósito que tiene
cada una de las personas en su puesto de trabajo. También es importante garantizarles las condiciones laborales, las herramientas y una disponibilidad de recursos, ya no mínima y necesaria sino una cantidad que sea suficiente para generar el valor que estamos solicitando. Ese valor adicional del cual siempre se habla es muy difícil de lograr sin recursos, esos recursos no siempre son económicos. Por otro lado es importante que se le pueda garantizar a todo trabajador un plan de carrera y un desarrollo de distintos planes de entrenamientos que le permitan ir marcando su propio camino. Nosotros lo que hacemos es tratar de implementar una metodología mensual de diálogo natural, donde se pueda discutir sobre la carrera, sobre cuál es el estilo de trabajo que se está llevando a cabo o si hay cosas a mejorar.

También tratamos de aprender de aquellos que hacen el  trabajo, para que nos enseñen a generar mayor volumen, para reducir algún costo o para mejorar algún tipo de condición de trabajo.
Estamos muy abiertos a entender cuáles son esas condiciones que cada uno de los empleados requiere para trabajar en Cervecería Argentina Isenbeck.ç

 

T– ¿Cómo es liderar a 500 trabajadores?
J. M.– Primero es una gran responsabilidad, pero una de las cosas que siempre le digo a los líderes cuando están intentando adquirir mayores responsabilidades, es que cuanto uno más arriba está
de la pirámide más se lo observa, se lo evalúa, y también se lo trata de imitar en las cosas buenas y en las cosas malas. Las cosas malas hay que evitarlas pero las cosas buenas sirven para, marcar el camino.  Al momento de ser líder, si ese equipo es un equipo que antes estaba a tu par se convierte en una doble responsabilidad. Por un lado no defraudar a la compañía yno defraudar a la gente con la que trabajas. El volumen de 500 personas sería imposible de liderar sino tengo otros líderes que nos acompañen. Hoy tenemos 85 líderes que hacen posible que en cualquier casa hoy exista una Isenbeck para poder disfrutarla en familia.

 

T– Tips para el que quiera dejar un CV en la empresa.

J.M.– Lo primero que puedo recomendar es que utilicen la mayor cantidad posible de medios electrónicos, agiliza mucho el proceso de selección para poder encontrar a los distintos perfiles. También es importante cómo mostrarse, por ejemplo, ante el envío de un correo electrónico, no poner. “curriculum de Juan Manuel Martín”, es recomendable hacer referencia de la profesión que tiene uno, siempre actualizado y tratando de ser lo más explícito posible. Es importante hacer una presentación personal profesional pero tratando de no mentir, porque cuando uno atraviesa un proceso de entrevista inmediatamente puede detectarse. Otro de los errores que se comenten es inventar las referencias, si la persona no tiene experiencia laboral es preferible decirlo, es fácilmente detectable, en cambio puede ser un punto positivo porque tiene la posibilidad de formarse.